Los encargados de la supervisación de las obras en Barrio Nueva Esperanza, del Programa Habitat, brindaron su palabra sobre el inconveniente en el avance en las obras por los actos vandálicos que se han llevado a cabo en las últimas horas y que han dejado a los vecinos de ese barrio desprovistos del servicio de agua.

“Se está terminando el primer sector de trabajo, principalmente se están realizando cloacas y conexiones de agua pero se cometen episodios de inseguridad permanentemente con los vallados de la obra, tachos y señalizaciones que desaparecen o los rompen y eso va en detrimento del tiempo de obras”, expuso el Ingeniero Sebastián González.

A su vez, González informó que están en permanente contacto con los vecinos y están organizando un “sistema de referentes de manzanas”, para que puedan comunicar las inquietudes y llevarle información a cada vecino.

Por su parte, la Lic. Gisella Solís subrayó que esto “no sólo esta afectando al Barrio Nueva Esperanza sino también a los barrios que dependen de esa red de conexiones de agua, como el Colonia Pehuenche” y, según explicó además, “se ven chicos que sacan las redes o cintas y que juegan cruzando las zanjas, que de hecho son profundas; no queremos englobar con esto a todos los vecinos del barrio pero pedimos que se concienticen de esta situación los papás de estos chicos”.

La segunda etapa del Programa Habitat había sido anunciada apenas comenzado el año, con un monto total a invertir de $68.455.325, y pretende llevar a cabo obras de mejoramiento de los servicios y la calidad de vida, entre ellas: conexiones domiciliarias de agua a red, sistema de desagües cloacales, red eléctrica y alumbrado público, parquizacion, arbolado, coberturas en la vía publica y puentes.

Comentarios