Con la firma del contrato se transferirán activos valuados en más 250 millones de dólares, para luego poder comenzar a buscar inversores para la explotación de la mina.

La semana pasada los legisladores por el partido Frente de Todos, Protectora e Izquierda solicitaron poder realizar una visita al yacimiento de potasio Río Colorado. Cumpliendo con los protocolos COVID-19 y tal como estaba pautado, los funcionarios viajaron a Malargüe para hacer un recorrido exhaustivo, para ver cuáles son los bienes que se traspasaran y en qué condiciones se encuentran.

“La idea es mostrarles a los legisladores de qué se trata el proyecto que deben refrendar. Tuvieron la oportunidad de sacarse todas las dudas y ver la magnitud de este emprendimiento”, afirmó el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú,

El senador Rolando Baldasso por el PRO, luego de finalizar el recorrido, indicó “primero quiero decir que nos ha sorprendido realmente la magnitud de la empresa (…) La visita se planificó para saber cómo se ha mantenido el lugar y las instalaciones, y después de 8 años que no se ha hecho nada, las instalaciones están bien, son muy utilizables. (…) entiendo que están dadas las condiciones para acompañar el proyecto, porque repito es un emprendimiento que es clave para Mendoza”.

Por su lado, Guillermo Mosso, diputado por el Partido Demócrata comentó  “con esta visita hemos podido comprobar la dimensión del proyecto Vale, que lamentablemente quedó trunco en el 2013 y claramente creemos que se debe constituir en un activo estratégico para la provincia y para el departamento de Malargüe”.

El diputado por la UCR,  Jorge Alberto López explicó “ha sido una jornada muy productiva, hemos recorrido toda la explotación de Vale. Tengo admiración por lo que significa para los mendocinos y la posibilidad de poder recuperar o tener la posibilidad de utilizar este lugar e inversión como desarrollo para generar empleos, sabiendo la importancia que tiene para Malargüe, el sur provincial y Mendoza en general”.

En tanto que el diputado Gustavo Cairo por el PRO afirmó “quedamos muy impresionados con la infraestructura que tiene, se nota que era un proyecto de magnitud mundial. Esto es un comienzo de solución, que el estado mendocino puede celebrar un acuerdo con la empresa para de alguna manera empezar a producir nuevamente poco a poco”.

El principal frente opositor se mostró con buena voluntad de acompañar la ratificación legislativa del gobierno, pero naturalmente también dejaron en claro no sólo que deben estudiar de manera exhaustiva el contrato, sino que también pretendían esta visita al lugar para ver con sus propios ojos qué es lo que forma parte de la transacción, con todos los activos y además el estado actual.

El ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié afirmó la semana pasada que en el predio hay unos 250 millones de dólares en activos que no se han aprovechado todos estos años. Además de que hay dormitorios y comedores para 3 mil personas, un aeropuerto listo para funcionar, con ambulancia y bomberos, y estudios geológicos ya realizados.

La mina de potasio que recuperó la provincia no sólo producirá por año 200.000 toneladas de ese mineral, sino que también producirá soda Solvay y vidrio.

Comentarios