Durante la mañana de este martes, se llevó a cabo una protesta a nivel provincial, en relación a una parte del sistema de salud y esto no escapo a Malargüe, ya que un grupo de unas 45 personas, pidieron el pase a planta permanente y sueldo decentes, aún mas justificado, dado el marco actual de pandemia.

 

Desde FM Eólica, dialogamos con Silvia Mansilla, Enfermera Profesional, quien explicó: “Hace 2 años y medio que hacemos este reclamo y hace mas de 5 años que pedimos el pase a planta permanente y condiciones dignas de trabajo”, contó la entrevistada, aclarando que las paritarias se encuentran cerradas. “Los salarios son indignos y en 2 años y medio no hemos recibido ninguna respuesta, ni de aumentos ni de pase a planta y nosotros nos debemos a la asistencia del pueblo, estamos al frente en esta pandemia, pero también queremos ser escuchados”, completó la Profesional

Para este reclamo, se cuentan unas 45 personas entre Enfermeros profesionales, Técnicos de Laboratorio, de quirófano Médicos, Enfermeros y licenciados en enfermería.

Dialogamos además con Luciana Vázquez, del servicio de radiología, quien trabaja como contratada y también desde hace 5 años como contratada expresó: “Estamos cobrando miserias, tengo facturas en donde lo puedo demostrar, es una vergüenza y aún así, estamos al frente en esta pandemia”.

Los sueldos de estos profesionales, rondan los $12.000, mientras que la canasta básica en Mendoza se acerca a los $40.000 para no caer en la pobreza.

También pudimos escuchar a Vanesa Fernández, Enfermera Profesional, que coincidió en que se trata de alrededor de 45 personas que se encuentran detrás de este reclamo y comentó: “Estamos trabajando en negro, no solo en el Hospital, sino también en el Área (de salud) y hace un año, que seguimos cobrando los mismos honorarios, son condiciones indignas, sin aumentos, como si hubo en otras áreas y ni siquiera hemos percibido el bono, que dicen que está cobrando el personal de salud, a nosotros no nos ha tocado y esto, nos hace sentir mal y desvalorizados”, resumió.

Todo el personal, se siente apoyado por la sociedad, se siente valorizado por la comunidad de manera emocional, por encontrarse en un lugar tan delicado para trabajar en esta situación especial; pero, el reconocimiento y el aplauso, no se percibe en los salarios de estos trabajadores.

 

 

Comentarios