En el marco de la Semana Santa, se declararon el jueves 6 y el viernes 7 de abril como feriados para los trabajadores del sector público y privado, pero en ciertos sectores económicos, las actividades no se suspenden por lo que los trabajadores deberán cumplir jornada laboral durante esos días.

El jueves 6 es consideran como día no laborable. Eso quiere decir que queda en manos del empleador si ese día se trabaja o no. Tampoco debe pagarse extra a quienes cumplan con su jornada laboral habitual.

En tanto, el viernes 7 sí será feriado nacional. Y, según indica la Ley de Contrato de Trabajo 20.744, el trabajador tiene derecho a descansar de sus tareas en los días feriados sin sufrir descuentos en su salario.

En el caso de los rubros en los que no es posible tomarse el día, porque son sectores que llevan adelante tareas consideradas esenciales, el artículo 166 de esa norma establece lo siguiente: «En los días feriados nacionales rigen las normas legales sobre el descanso dominical», por lo cual debe pagarse doble a quienes desarrollen sus tareas.

Comentarios