La licenciada Julia Palacios nos contó en “La Mañana sin Fin” porque se conmemora la Semana del Prematuro y qué hicieron para celebrarlo.

Para comenzar la licenciada Julia Palacios nos decía “desde hace varios desde UNICEF y sobre todo para la protección de la salud y la vida de los recién nacidos prematuros, se viene trabajando fuertemente en sus derechos. Estos  son 10 y abarcan  desde el derecho  que tiene el bebé en el vientre materno, que la mamá reciba los controles  adecuados, oportunos y completos”.

Y continuó diciendo “el segundo derecho es que todo bebé prematuro debe nacer en el lugar en relación a la complejidad que tenga el nacimiento”.

El Hospital Regional Malargüe está categorizado por Maternidad e Infancia de la provincia y nación como nivel 2, esto quiero decir que el nosocomio no está en condiciones ni edilicias ni profesional  para recibir a prematuros menores a 35 semanas de gestación  o a recién nacidos con factores de riesgo.

“Para nosotros, la premisa principal es que la mamá pueda ser derivada en el momento oportuno, de forma segura y a tiempo, teniendo en cuenta que la mejor incubadora es el vientre materno. Con esto se evitaría que el recién nacido, con estas características, nazca en el departamento” explicó Julia.

“El personal médico y enfermo está capacitado para recibir de inmediato a un recién nacido prematuro, y para la contención hasta el momento del traslado al hospital Schestakow”.

En tanto que “en el caso que se dé el nacimiento, el bebé prematuro, menor a  32 semanas será trasladado probablemente entubado con respiración asistida, con múltiples vías, pesando alrededor de un kilo y medio, lo que dificultará aún más su traslado. Además debe ir en una incubadora para proteger su temperatura”.

Los profesionales que trabajan en el Hospital del departamento están capacitados para recibir al bebé, pero no hay sostén posterior para un recién nacido prematuro.

El hospital Schestakow de San Rafael tiene un nivel 3A, por lo que cuando el prematuro pesa menos de un kilo y medio o menores a las 28 semanas, deben ser trasladados al

hospital Lagomaggiore en la capital provincial, ya que ahí hay mayor complejidad.

Para finalizar Julia indicó “en esta semana lo que se está trabajando es en reforzar los 10 derechos. Y también se comenzó a trabajar en la ley de anti-sonoridad  en las neos, teniendo en cuenta que el desarrollo neurológico  de un recién nacido es una parte vital para su posterior incorporación en la sociedad”.

Lo que se quiere lograr con la ley anti-sonoridad es que las neos disminuyan los sonidos, como por ejemplo las alarmas, para que no se utilicen celulares ahí adentro, que hayan puertas y ventanas neumáticas para evitar el ruido en el cierre.

En conmemoración, desde la Municipalidad se sumaron y los lugares más emblemáticos de la ciudad se vistieron de color lila.

Comentarios