En los últimos días se dio a conocer dentro de la comunidad, redes sociales y algunos matutinos provinciales, que se estaría hurtando a través de tomas no permitidas, aguas del Río Atuel, en la inspección de cauce conocida como La Junta, Coihueco y El Sosneado.

 

Desde FM Eólica, dialogamos con la Dra. Marcela Andino, Abogada especialista en derecho del agua; la misma se encargo de aclarar la situación y buena parte de lo que está ocurriendo: “Es importante que aclaremos algunos puntos, bajo este contexto de sequía, una situación así, es grave no solo para los usuarios, sino para el común de la gente. Recibimos la semana pasada en la sede de la sub delegación del Atuel, una nota presentada por la Federación Agraria, donde se denunciaba una serie de irregularidades en la inspección de cauce conocida como La Junta, Coihueco y El Sosneado; diciendo que existirían tomas ilegales; aquí debemos hacer ciertas aclaraciones, en primer lugar, no existe como tal la figura de -robo del agua- (en un marco legal), lo tipificado en el Código penal es: la usurpación (art. 181 y 182) y el hurto, ya que el agua es considerada una cosa y si uno toma o se apropia de una cosa que le corresponde a otra persona, se estaría cometiendo un hurto”, empezó aclarando la letrada.

“Tendríamos que advertir entonces que se esté usurpando el agua; para configurar este tipo penal de usurpación, debe darse en primer lugar la característica de quien esté haciendo uso del agua, carezca de un título jurídico para usar el el agua; en este caso, ya hemos realizado investigaciones desde el punto de vista jurídico preliminares y encontramos que las dos propiedades que se están utilizando, corresponden a dos propiedades empadronadas en el Departamento General de Irrigación, en uno de los casos a nombre del Gobierno de la provincia, con Gendarmería como poseedor y en el otro caso, un particular que tiene derecho para el uso definitivo del agua para 214 hectáreas; por lo que en primer momento, debemos despejar esta primera calificación que se ha hecho de robo o usurpación; esto no quita que pueda estar una persona que tiene derechos al agua, tomando más de lo que corresponde, lo que si constituye una falta del tipo administrativa, que hasta puede llegar a configurar una infracción al articulo 182 del Código penal y es ahí donde nosotros nos vamos a centrar a investigar”, explicó la Doctora Andino.

“Por esta situación, el Director de Irrigación, ordenó a través de una resolución, que se investigue y una auditoría técnica, no solo en las inspecciones involucradas, sino en toda la cuenca del Río Atuel, para lo cual se ha nombrado al Ingeniero Luqui para la investigación del caso y se ha separado, para realizar mientras dure dicha investigación, para realizar un trabajo en conjunto, al Ingeniero Mariano Pandolfo, inspector de cauce y todo el departamento de distribución de la cuenca del atuel, hasta que se aclare toda la situación”, expresó Andino en la entrevista.

 

No se trata de un tipo de toma ilegal, ya que se trata de propiedades empadronadas con derecho al uso del agua, pero se debe investigar si se está tomando más agua de lo correspondiente

 

“No se trata entonces de tomas clandestinas, ya que estas propiedades que menciona la denuncia, son registradas como usuarios con derecho al uso del agua; resta investigar es si están tomando agua por algún cauce distinto al que tienen registrado; con sanciones que pueden ser de multas, hasta la prohibición del derecho a el agua”, explicó la Letrada.

Escuchá la entrevista completa, con la Dra. Marcela Andino en el programa “La mañana sin Fin”, transmitido este jueves 13 de febrero:

En este audio, la Dra. Andino explica este caso, sumado a ciertos pormenores del mismo.

Comentarios