Para el miércoles próximo tendrán otra reunión con la Subsecretaría de Trabajo para avanzar en las negociaciones y que se presenten propuestas superadoras. La inflación sigue estando por arriba del salario desactualizado que perciben los trabajadores del estado y desde la intendencia se comunicó hoy un aumento que estaría por encima del resto de la provincia.

Luego del acampe realizado en Febrero en la Subsecretaría de Trabajo de Mendoza durante tres días, la seccional de ATE Malargüe logró abrir las paritarias para tratar las condiciones laborales de empleados estatales, en donde la cuestión que más ocupa importancia, y aún no logran resolver, son los salarios.

En este aspecto, Domínguez afirmó que  “el intendente ha impuesto un aumento del 5% al básico para Marzo y para el mes de Julio y Octubre” que sigue siendo insuficiente y es “por eso que presentamos una contrapropuesta en su momento, para que los valores se debían ajustar de acuerdo al índice inflacionario acumulado en el año”, tomando como medida el INDEC.

“El trabajador pierde cada vez más poder adquisitivo; hay una inflación acumulada del 12,5% a Abril y los meses de Enero y Febrero parece que no existieron para los gobiernos municipales y provinciales porque solo con el 5% de aumento hay una pérdida del 7,5%”, argumentó Domínguez.

Sin embargo, desde el municipio comunicaron el día de hoy que se concluyó, mediante un decreto, subir el aumento del básico un punto por sobre el resto de la provincia; es decir en un 16% a cobrarse en tres tramos (en Marzo el 5%, Agosto el 5% y el 6% restante en Octubre). “El dialogo sigue y va a seguir con la parte sindical, estamos predispuestos a apaliar la inflación y el ajuste que se hace, pero desde el punto de cuidar el dinero de los malargüinos”, indicó el Secretario de Gobierno, Carlos Vázquez.

Por otra parte, el sindicalista planteó que hay una especie de “perversidad política” en la provincia, que no permite que los trabajadores adhieran a huelgas o paros por el descuento de presentismo en el salario percibido.

“Los trabajadores tienen miedo a perder el trabajo, con aprietes advertencias y amenazas que generan un sumario en los empleados que no forman parte de la planta permanente y son vulnerables a este tipo de situaciones, muchos siguen en esta condición de precariedad laboral” y agregó “mucha gente entre no tener trabajo y tener uno con un bajo sueldo, prefieren lo último y menos perder una parte de ese sueldo”.

De esta manera, buscarán visibilizar el conflicto por otras vías y tomarán medidas de fuerza de forma “novedosa y diferente”.

Comentarios