Las reacciones ante el fuerte aumento registrado en las boletas del Impuesto Automotor encendieron las alarmas en el gobierno provincial, que ahora analiza cómo amortiguar el impacto en la sociedad.

En este sentido, el próximo lunes el gobernador Rodolfo Suarez y los intendentes analizarán el tema en un encuentro convocado inicialmente para definir los protocolos y otros detalles vinculados al inicio de clases presenciales.

“Seguramente se tomará una decisión en conjunto”, explicaron fuentes gubernamentales. La opinión de los jefes comunales será clave, ya que el 70% de la recaudación del Impuesto Automotor se coparticipa a los municipios.

Fuente: El Sol

Comentarios