La secretaria general de SUTE Malargüe Andrea Castellanos comentó que ante el confinamiento, todo indicaría que el lunes comenzarían las clases presenciales.

La modalidad sería la misma con la que se estaba trabajando en la provincia antes del DNU Nacional. Sistema por burbujas, días alternados, con los protocolos correspondientes.

Además, Castellanos manifestó el arduo trabajo que están realizando como reclamo para la vacunación y agregó “estarían culminando con los trabajadores de la educación que tienen la primera dosis, ósea se les aplicaría la segunda dosis. La primera dosis de los que todavía no se han vacunado no tienen definición en el tiempo”.

Cabe aclarar que desde SUTE central han pedido que no se continúe con la presencialidad, pero hay distintas variables que analizar, no dependería aparentemente por la cantidad de casos.

“la idea es garantizar una educación segura, por eso seguimos pidiendo y exigiendo la vacunación” concluyó la secretaria general.

Comentarios