El proyecto de reforma del Código de Contravenciones que prevé duras sanciones para las personas que organicen juntadas con amigos en tiempos de pandemia ya camina los pasillos de la Legislatura mendocina.

El Gobierno había anticipado que aquellos que violen la normativa deberían cumplir con 30 días de arresto. Sin embargo, ahora se conoció que esa pena podría cambiarse por trabajo comunitario.

La iniciativa del Ejecutivo señala que la persona que organice este tipo de eventos en su domicilio será sancionado con 15 a 30 días de arresto. Aunque aclara que esa sanción podría transformarse en trabajo comunitario que podría ir de 60 a 80 días. Esto quiere decir que el sujeto, de ser encontrado responsable de la falta, tendrá que ir a barrer una plaza, pintar una escuela o sacudir los muebles de una comisaría.

Un punto que merece ser subrayado es que la persona reincidente recibirá el doble de la sanción.

Fuente Diario Mendoza Sur; dialradio.tv

Comentarios