La Ordenanza Nº 2.197/2.022, establece la adhesión a la Ley Provincial N° 7.336, la cual constituye un sistema de protección integral de las personas discapacitadas, garantizándoles accesibilidad a los ciudadanos con movilidad reducida.

El proyecto de autoria de los concejales Rodrigo Hidalgo, Andres Rissi y Silvia Correa manifiesta que en la Ciudad de Malargüe aún existen barreras físicas que impiden el derecho de uso de la ciudad y sus servicios a los habitantes con movilidad reducida, dificultando su integración en todos los ámbitos sociales, culturales, educativos, deportivos, religiosos, entre otros.

“Si la accesibilidad forma parte o está integrada al diseño arquitectónico, se percibe como algo natural en el contexto urbano, en cambio, si no lo está, las personas se vuelven consientes de los obstáculos de lo que significa para su desplazamiento implicando marginación y perdida en la calidad de vida, sobre todo en el caso de las personas con discapacidad” explica el documento.

A su vez, la Ordenanza en su 2º artículo, encomiénda al Ejecutivo Municipal para que adecue, a través del Área que considere, la normativa vigente según lo dispuesto por la Ley Nacional N° 24.314 – la cual establece como prioridad la supresión de las barreras físicas en los ámbitos urbanos, arquitectónicos y del transporte, con el fin de lograr la accesibilidad-.

“Capacítese al Personal Municipal encargado de los proyectos de obras públicas sobre dicha Ley y el concepto de diseño universal a los efectos de implementar en toda obra pública futura” expresa la pieza legal.

Finalmente, desde el cuerpo deliberativo se ordena establecer un plan de obra para adecuación de los espacios ya existentes con el objeto de asegurar la accesibilidad.

Comentarios