Rodeado por su gabinete y ciudadanos malargüinos, el intendente Juan Manuel Ojeda presentó hoy en la Legislatura mendocina el proyecto minero para su departamento. Aseguró que existe consenso popular en Malargüe para su desarrollo, que quiere construir colectivamente una minería que combata la pobreza, genere trabajo y que, a su vez, cuide el ambiente y genere progreso y oportunidades.

“Nuestro departamento tiene una superficie equivalente a Tucumán o Suiza y a lo largo de la historia de Malargüe la minería fue muy importante para el desarrollo social, económico, cultural, educativo, de construcciones viales e infraestructuras férreas para el país. Tenemos vocación minera desde entonces y la mantenemos actualmente. Hoy producimos cerca del 65 por ciento del petróleo mendocino y con ello prácticamente se financia el 80 por ciento de los sueldos estatales de la provincia. Tras la pandemia y la crisis más grande que asoló este departamento, es necesario que los mendocinos comprendan que para que haya una luz de esperanza; este departamento necesita desarrollar todo lo vinculado con su matriz productiva y esto incluye la minería”, dijo Ojeda.

El Intendente aseguró que desde la creación del departamento existe una vocación territorial minera-petrolera por su conformación geográfica, patagónica, su clima y sus tierras, que no son aptas para potenciar cultivos como existe en el norte mendocino. Juan Ojeda agregó: “Si aquí se habla de trasvase del Grande al Atuel es porque entendemos que hay zonas o regiones que tienen una mayor capacidad en el desarrollo agropecuario y requieren del agua. Y lo proponemos porque entendemos esto y nos desprendemos de este recurso vital, por eso pedimos la misma solidaridad por parte de los mendocinos con este pueblo, porque urge que Malargüe haga minería. Queremos trabajar de lo que somos, sabemos y siempre hicimos. Malargüe debe ser un gran polo minero, industrial y energético” y recalcó: “Estamos convencidos que se necesita un cambio y esa discusión debe darse en el ámbito Legislativo y no por fuera. Por eso, hemos venido a presentar la propuesta aquí, porque creemos en el diálogo, en la matriz productiva plenamente desarrollada, en la democracia y ojalá todas las voces e instituciones, aún cuando no estén de acuerdo o sientan temor, confluyan a la Casa de las Leyes. Esta es una propuesta concreta -de nuestra tierra- para poder sacar a Mendoza y el país de la pobreza en la que están sumidas”.

El Proyecto de Ley

El intendente sostuvo que hace tiempo que viene trabajando en la propuesta con especialistas y consultores argentinos, la idea es hacer Minería para Malargüe.

“La propuesta excluye zonas donde no se podrán usar sustancias químicas como el cianuro o el ácido sulfúrico y prohíbe el uso total del mercurio. Esta exclusión está estipulada a una distancia no menor de 10 kilómetros respecto a los ríos Atuel, Colorado, Grande, Salado, Barrancas, Malargüe, incluidos sus afluentes; a todos los humedales, reservas naturales. Insisto, allí estará prohibido el uso de estas sustancias”, expresó Ojeda.

El Intendente malargüino dijo que su proyecto exige el cumplimiento de la ley de ambiente (25.675), la norma de protección ambiental de la actividad minera (24.585), la protección del medio ambiente (5.961), la de Residuos peligrosos (5.917), la Constitución Nacional y Provincial; la ley de Ordenamiento Territorial (8.999), la ley de presupuestos mínimos para la preservación de Glaciares (26.639), el precepto de protección de áreas naturales (6045) y normas específicas de la Dirección General de Irrigación, entre otras: “Teniendo en cuenta lo dicho, la cantidad de hectáreas disponibles para el desarrollo de la minería no serían mas del 0.05 % del total de la provincial, algo así como 200 hectáreas en el potencial y al cien por ciento de desarrollo de este sector”.

Al ser consultado sobre los miedos que generan en la población el tema de la minería, Juan Manuel Ojeda aseveró: “Como se verá, se tratan de pequeñas zonas donde desarrollar la actividad de este sector. Queremos que los vecinos puedan estar tranquilos, el miedo es fácil de generar y la forma de enfrentarlo es dando garantías y la seguridad que en las cercanías de esos ríos o reservas naturales no se hará minería. Queremos el desarrollo integral de nuestra matriz productiva – que cuenta con licencia social malargüina- pero también queremos que los vecinos de otros departamentos estén tranquilos respecto a esto y que sean respetuosos de la vocación territorial malargüina como lo somos de los otros departamentos”.

El proyecto incluye la creación de la Policía Ambiental de actividades extractivas, la cual será financiada por la Tasa de Fiscalización y Control Ambiental y que permitirá controlar todos los proyectos. Esta institución brindará informes semestrales a la Comisión Bicameral de Seguimiento de Actividades extractivas (que está incluida también en la citada iniciativa) que garantiza la participación ciudadana y de las organizaciones sociales. La norma prevé también el acceso a la información, simple y ágil; se podrá observar avances, capacidad de producción, exploración, etc.

Además, se crea el “Fondo de Desarrollo de Infraestructura Municipal y Provincial”. Las empresas que trabajen en temas mineros en Malargüe deberán abonar el 1.5% del valor de venta de sus productos. Al ingresar ese porcentaje a las arcas provinciales se destinará el 50 % a obras de la provincia y el otro 50% a Malargüe. El Intendente sureño indicó que “se tratan de obras hídricas, de saneamiento, viviendas, urbanizaciones para barrios que estén en situación de emergencia. Este dinero no estará destinado a gastos corrientes, aumento de planta personal; en fin, es la base del futuro de Mendoza” y aclaró que este monto estará por fuera de lo que percibirá en concepto de regalías (3%).

Finalmente, Juan Ojeda expresó: “Aquí estamos preparados para conjugar de manera armoniosa el desarrollo minero con el debido cuidado del ambiente. Aquí no opinamos sobre lo que se debe hacer en otros departamentos, están en su derecho; el pueblo es soberano. Desde mi departamento traemos a la Legislatura una propuesta integral, muy necesaria para el Malargüe pero también para la provincia. El futuro es por allí, basta mirar otras provincias como Jujuy, San Juan, Neuquén que han despegado de manera notoria justamente por hacer lo que hay que hacer. Queremos que se invite a todos los mendocinos -que comparten conmigo el sueño de una Argentina en paz y sin pobreza- a debatir; es hora de que la sociedad mendocina considere alternativas para sostener el desarrollo de la provincia. Un proyecto minero serio -en Malargüe- equivale a 5.000 trabajadores con sueldos de 350.000 pesos de bolsillo ¿cómo vamos a dejar parar esa oportunidad?. Ya lo decía el Gobernador Santiago Felipe Llaver cuando hacía referencia a Malargüe: hay un gigante dormido y sigue estando en ese estado; si aprueban esta propuesta, sin dudas, marcaremos el rumbo del crecimiento. Les puedo garantizar que si a Malargüe le va bien, Mendoza tendrá un crecimiento promisorio y un futuro venturoso”.

Fuente: Prensa Municipalidad de Malargüe

Comentarios