Tal como lo anunciábamos la semana pasada, un paro de guardaparques en las Áreas protegidas de Mendoza, resultó perjudicial para el turismo, específicamente en  Malargüe, donde algunos de los turistas que visitaba la Caverna de la Brujas tuvieron que regresar a la ciudad de Malargüe, ante la negativa de poder ingresar al atractivo turístico. Dicha situación se repitió en el día de la fecha.

“Lamentamos tener que transmitir que a raíz de las medidas de fuerza que han desarrollado los guardaparques en nuestras reservas naturales, nos hemos visto imposibilitado de ofrecer nuestro producto como es Caverna de las Brujas, Payunia y Llancanelo” anunció el Director de Promoción y Políticas Turísticas, Marcelo Rivarola.

Asimismo, el funcionario aseguró “consideramos que hemos sido rehenes de una medida de fuerza que afecta a todo Malargüe, afecta al guía de turismo, a las empresas de viajes y al turista que saco su entrada. También al desarrollo integral del turismo y nos impacta negativamente como promoción turística”.

Guardaparques en Huelga

El pasado 16 de julio en un posteo de Facebook de Áreas Naturales Protegidas de Mendoza, el cual es manejado por los trabajadores del sector manifestaba lo siguiente “La Dirección de Recursos Naturales Renovables anunció con bombos y platillos la apertura de la Reserva Natural Caverna de las Brujas, SOLO SE LES OLVIDO EL DETALLITO DE CONTAR QUE PARA ESO , SACARON PERSONAL Y VEHICULO DE LA RESERVA NATURAL HUMEDAL LAGUNA DE LLANCANELO Y POR ESO HACE UNA SEMANA ESTA RESERVA ESTA CERRADA”.

Así también, en el día de ayer miércoles publicaron en dicha red un manifiesto sobre el reclamo de sueldos dignos y por la conservación de los recursos naturales. “No es fácil estar reclamando algo justo. Y no solo es un reclamo salarial. Ojalá fuese solo eso. Pero hay personas de por medio que trabajan en negro y por un sueldo indigno, personas que forman parte del mismo Cuerpo de Guardaparques. Hay Áreas Naturales Protegidas que se están desmantelando tanto personal como operativamente. Mendoza era un ejemplo de la gestión y la conservación de sus recursos naturales en todos los aspectos. Lo que ocurre hoy tiene repercusión negativa en las generaciones venideras. A ellos les va a faltar lo que hoy no cuidemos y gobernemos responsablemente. No quiero presente sin conservación, mucho menos futuro. Por eso soy lo que soy GUARDAPARQUE”.

 

 

 

 

Comentarios