La presencia de nieve en el departamento de Malargüe, generó incontables problemáticas a los habitantes, desde la falta de luz, incomunicación y aislamiento en sus hogares.  Pero considerablemente,  los más perjudicados fueron los pobladores de zonas rurales.

Vanina Alaniz de Puesto Sánchez en zona de El Chihuido, ubicado a 350 metros de la Ruta Nacional 40, relató como se viven las consecuencias del fenómeno climático dejándolos aislados de la comunidad. Allí desde el miercoles se presenta una altura de 1,30 metros de nieve, imposibilitando salir de su vivienda.

“Somos una familia que trabajamos con animales, sobre todo crianza de chivito, nuestras cabras están en el cerro, deben estar encerradas por la cantidad de nieve que hay, mi marido no puede acceder a ese lugar para ver en que condiciones se encuentra” indicó Vanina.

Quien mencionó que en la jornada de ayer miércoles, estuvo la presencia de viento blanco lo cual genera que la nieve se acordone y agregó “se hace imposible llegar a donde están. El encierro de las cabras puede provocar desde la muerte, también que malparen por la cantidad de días que están encerradas”.

“Con la nieve recuperamos el agua y las pasturas, pero también nos trae consecuencias que los animales se quedan encerrados y no se puede llegar a asistirlos” aseguró Vanina, asegurando que es necesario esperar que la nieve baje, pero que lamentablemente esto deja consecuencias irreversibles.

Comentarios