Según se establece en el decreto Nº 1002/18 el Intendente Municipal, Jorge Vergara Martínez en las facultades que le son propias determinó el pago de un bono no remunerativo de $2000, por única vez con fecha de depósito del 17 de septiembre. La medida se confirmó luego de un análisis previo llevado adelante por la Contadora General, Gabriela Moyano y el Tesorero del municipio, Contador Pablo Cuello.

En conferencia de prensa, el contador informó que el resultado del estudio arrojó que el pago del bono podía hacerse sin alterar el normal funcionamiento de pago a proveedores, sueldos y demás gastos corrientes, como así también programados del tesoro municipal.

Entre sus declaraciones el Secretario de Gobierno, Lic. Carlos Vázquez manifestó que la decisión surge a raíz de la situación de desfasaje existente en la actualidad. “El Intendente debe cuidar al empleado municipal y por eso decretó el pago para el mes de setiembre, en lugar de noviembre como se había pensado”, aseguró el funcionario.

Por su parte la Contadora Moyano manifestó que este es el segundo bono que entrega la municipalidad y sumado a los aumentos establecidos en las paritarias (incluyendo el 6% que se abonará en octubre), los empleados rondan el 19% de incremento en lo que va del año.

Refiriéndose al porqué decidieron otorgar un bono antes que el aumento el Tesorero Municipal explicó que, de esta manera, el empleado recibe la suma total del dinero; y por el contrario los $2000 quedarían sujetos a descuentos.

Comentarios