El Principal Roberto Contreras informó sobre los hechos más importantes de la semana en Malargüe.

El martes por la mañana una mujer mayor de edad se acercó hasta la comisaría para denunciar que había puesto a la venta un auto y que un aparente interesado en la compra se comunicó con ella por teléfono para realizar la compra.

El comprador le solicita a la mujer los datos de su cuenta bancaria con el fin de depositarle el dinero. Pero lejos de realizar un depósito, los malvivientes habían solicitado un préstamo por un monto de $320.000 y que ya había sido retirado de la cuenta bancaria.

Ya el jueves por la tarde se recepcionó una denuncia en donde una mujer indicó que a su madre la habían llamado por teléfono y le expresaban que se había ganado un premio, pero que para hacerle entrega del mismo ella le debía pasar sus datos personales y los de su cuenta bancaria.

Al comprobar su cuenta, la mujer no había recibido el premio mencionado sino que le habían sustraído $300.000 de sus ahorros.

El oficial Contreras indicó que las estafas telefónicas están sucediendo cada vez más constantemente. Por lo que se le recuerda a la sociedad malargüina que ante una llamada extraña en donde les indiquen que son beneficiarios del IFE, que ganaron un premio o que pueden obtener un préstamo no brinden datos personales ni bancarios. Y ante la duda, que se desplacen hasta las oficinas policiales o bancarias que lo van a asesorar.

Comentarios