El ministro de Planificación e Infraestructura de Mendoza, Mario Isgro, aseguró en las últimas horas que -de acuerdo con la información que maneja la provincia- ya no hay trabas legales para que la Nación licite las obras pendientes sobre el tramo de la Ruta 40 que conecta a Malargüe con Neuquén.

“Nos encontramos todavía en una etapa administrativa y creemos que ya estamos superando la instancia judicial“, aseveró el ministro en diálogo con Diario UNO.

Aunque se trata de un segmento estratégico -es la conexión de la Patagonia con Mendoza y con puertos del Pacífico-, la obra de pavimentación entre Bardas Blancas y Pasarela estuvo parada más de cuatro años: OPS S.A.C.I, la empresa que estaba a cargo originalmente, fue declarada en quiebra en 2018.

Para esa época, OPS ya había cedido el contrato a la constructora puntana Chediack S.A, y por ende esa operación también quedó en veremos. En tanto, desde Pasarela a Ranquil Norte la administración siguió bajo la órbita de OPS, aunque allí se hicieron pocas obras.

Los trabajos en Malargüe, más cerca

Así las cosas, el 19 de abril el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, visitó Mendoza y coordinó con funcionarios provinciales y de Vialidad Nacional medidas para destrabar el expediente OPS, que se encontraba bajo la órbita de la Justicia Federal.

Siguieron dos semanas de análisis jurídico y conversaciones que parecen haber dado sus frutos.

“En este momento, ya con ese proceso judicial concluido, estamos en condiciones para que desde Vialidad Nacional se dé de baja ese contrato anterior y se licite de nuevo“, precisó Isgro.

-¿O sea que se terminaron las trabas jurídicas para asfaltar la Ruta 40 en Malargüe?

-Ya no hay trabas porque terminó ese proceso judicial. Eso implica que la ruta estaría liberada para licitarse nuevamente y atender la obra civil. Hablo en potencial porque estamos trabajando junto con Vialidad Nacional y es una obra de su injerencia.

La provincia también evalúa continuar con obras en el denominado “tramo 1”, que va desde Pasarela hasta Ranquil Norte, en el límite con Neuquén.

Y se trata de una noticia importante para los mendocinos, ya que la 40 conecta los centros de extracción de combustible de Vaca Muerta -que se ubican en su mayoría sobre territorio neuquino- con los oasis provinciales.

Asimismo, la puesta a punto del camino favorece la posibilidad de explotar la parte del yacimiento que se encuentra en Mendoza. Estiman, de hecho, que un 40% de los recursos de Vaca Muerta se encuentra bajo suelo mendocino.

Fuente: Diario Uno de Mendoza.

Comentarios