Antes de esta medida la entrega de leche de 2 kilogramos mensuales se realizaba en los centros de salud de la Provincia  y se distribuía a las embarazadas y puérperas y a los niños a partir de los 6 meses de edad y hasta los 2 años, extendiéndose hasta los 5 años en niños de bajo peso o riesgo nutricional que recibían un kilo adicional ( es decir 3kg/mes)). El promedio de entrega de leche era de 30.000 kilos mensuales. Esto favorecía la asistencia a los controles de salud, ayudaba a detectar situaciones de riesgo  tales como violencia intrafamiliar y garantizaba el acceso alimentario a esta población.

Con la normativa actual, las personas titulares de las asignaciones recibirán cobertura  para personas gestantes, puérperas y niños sólo hasta los 3 años de vida.

Consultados por esta medida en la Dirección de Maternidad e Infancia consideran que la  suma de dinero alcanza sólo para un kilo de leche mensual, ya que en cualquier supermercado el precio de la leche alcanza $600 por kilo y no es leche fortificada con hierro y vitaminas. Por lo tanto no solo será menor la cantidad de leche que reciban sino que además hay población que quedará descubierta y es la que más lo necesita. Por otro lado se pierde una oportunidad para una intervención sanitaria como el control de salud que es fundamental en el embarazo y en la primera infancia.

La Directora de Maternidad e Infancia refirió que el remanente de leche que tienen las áreas de salud será entregado  a quienes tengan niños hasta los 5 años.

Fuente: Prensa Gobierno Mendoza

Comentarios