El miércoles pasado el Gobierno nacional decidió suspender el feriado puente establecido para el próximo lunes de 24 de mayo, que se sumaba al martes 25, día de la Revolución, con la intención de desincentivar la circulación que provoca el turismo en el marco de la segunda ola de contagios de coronavirus que presenta el país.

Sin embargo, después de que el presidente Alberto Fernández anunciara las nuevas medidas de limitación para la circulación a partir de este sábado, ya no es necesario postergar el feriado. Por el contrario, es funcional a los objetivos de esta cuarentena estricta, disminuyendo la cantidad de días hábiles.

Comentarios