Hace poco más de una semana, profesionales del Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR) dieron inicio a los trabajos de campo que servirán de base para la elaboración del Mapa de Peligrosidad del Complejo Volcánico Planchón-Peteroa.

Este complejo, ubicado en el límite argentino-chileno, en el sur de la provincia de Mendoza, ocupa el primer puesto en el Ranking de Peligrosidad Volcánica del país y el segundo en el Ranking de Riesgo Volcánico de la República Argentina elaborado por el SEGEMAR.

La actividad volcánica se caracteriza por involucrar varios procesos, los cuales muchas veces resultan simultáneos y eventualmente riesgosos. Entre los peligros volcánicos que pueden considerarse como primarios o directos se encuentran la caída de tefras, eyectos balísticos, flujos piroclásticos, coladas de lava y gases volcánicos, y entre los secundarios o indirectos se incluyen los lahares, deslizamientos y sismos.

Las tareas de campo que se están llevando a cabo consisten en la identificación, mapeo, descripción y muestreo de los depósitos dejados por algunos de estos procesos en el área.

Los trabajos en el sur mendocino se enmarcan en el Proyecto “Mapa de Peligrosidad del Complejo Volcánico Planchón Peteroa” que lleva adelante la Dirección de Geología Ambiental y Aplicada del SEGEMAR.

Hasta el momento se ha realizado el relevamiento de la porción sur del área de estudio, a través de perfiles en los valles del arroyo del Azufre y río Valenzuela, y en las inmediaciones del Paso de La Laguna. Esto permitió reconocer y caracterizar depósitos vinculados a erupciones explosivas incluyendo oleadas piroclásticas y caída de tefras, correspondientes a eventos ocurridos hace aproximadamente 7000 y 1000 años antes del presente, respectivamente.

Fuente: Argentina.gob.ar

Comentarios