El 5 de Mayo se instauró como Día Internacional del Celíaco con el objetivo de divulgar sobre esta enfermedad. En argentina 1 de cada 100 personas padecen esta condición.

La celiaquía presenta una intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada, centeno y avena, lo que genera una inflamación en los intestinos de no ser tratada. Se puede presentar en cualquier momento de la vida del ser humano.

Se manifiesta a través de distintos síntomas según la edad, a los que hay que estar atentos:

En primer lugar, los niños suelen presentar diarrea crónica, vómitos, fuerte y notable distensión abdominal, falta de masa muscular, pérdida de peso, retraso del crecimiento, baja estatura, piel y cabellos secos, descalcificación, inapetencia, mal carácter o irritabilidad, alteraciones en el esmalte dental, dislexia, autismo, hiperactividad, entre otros.

Por su parte, los adolescentes suelen presentar dolor abdominal, falta de ánimo, rechazo a la actividad deportiva, retraso en el ciclo menstrual, baja masa corporal y poca altura en comparación a otros familiares, retraso puberal, estreñimiento, queilitis angular, aftas frecuentes, anemia ferropénica y cefaleas.

Por último, en los adultos pueden considerarse síntomas como osteoporosis, fracturas, artritis, diarrea, estreñimiento, desnutrición, abortos espontáneos, hijos recién nacidos con bajo peso, impotencia, infertilidad, pérdida de peso, anemia ferropénica, caída del cabello, colon irritable, menopausia precoz, astenia, depresión.

Siempre es recomendable que frente a estos síntomas acudir a un médico a fin de realizarse los estudios correspondientes y así dar con el diagnóstico.

Comentarios