Será a partir del sábado 23 de mayo y quienes deseen ingresar al lugar deberán hacerlo con las medidas de seguridad establecidas en el protocolo.

 

En el marco de la cuarentena, también, se vio afectado el normal funcionamiento del Cementerio imposibilitando las visitas de los vecinos a sus seres queridos. Luego de dos largos meses y teniendo en cuenta la situación actual en el departamento con respecto al COVID-19, desde la Municipalidad de Malargüe, se decidió permitir el ingreso de las personas, siempre y cuando respeten las medidas sanitarias correspondientes.

Las visitas podrán hacerse todos los días de la semana, entre las 10 y las 17 horas. “Permitiremos que en el interior del Cementerio solo hayan veinte personas y, a medida que van saliendo algunos, ingresarán otros”, detalló su encargada Viviana Mosca.

Aquellos que pretendan entrar deberán ingresar con barbijo o tapabocas y respetar el distanciamiento social de al menos 2 mts. entre las personas. En este sentido la funcionaria indicó que desinfectarán permanentemente el lugar y afirmó que el personal está preparado para llevar adelante esta tarea.

Aprovechó la oportunidad para recordar que están avanzando rápidamente en la construcción de los 97 nichos y afirmó que ya renovaron un sector del Cementerio que estaba deteriorado por la humedad. Asimismo puntualizó el relevamiento administrativo que están llevando a cabo.

No obstante, el intendente Juan Ojeda reconoció que la sociedad tenía esta necesidad espiritual de tener estos encuentros con sus seres queridos, a los que ya estaban acostumbrados y “entendemos que han sido 60 días muy difíciles”.

Comentarios