El Ministerio de Seguridad recuerda a la población extremar las medidas de seguridad en el hogar para evitar la intoxicación con monóxido de carbono e incendios.

Entre las recomendaciones, desde Defensa Civil aconsejan verificar los artefactos e instalaciones por un gasista matriculado y limpiar los calefones. En este sentido, siempre controlar que la llama sea azul, no naranja ni roja.

Además, es fundamental no utilizar las hornallas y el horno para generar calor y siempre mantener ventilados los ambientes de la vivienda.

Por otro lado, hay que apagar la estufa o artefactos antes de ir a dormir o salir de la casa.

El monóxido de carbono puede producirse cuando el gas (natural o de garrafa), el querosene, leña, alcohol o cualquier sustancia orgánica se quema de forma incompleta.

Entre las causas que lo generan están: insuficiente ventilación del ambiente en donde hay una combustión; instalación de artefactos en lugares inadecuados; mal estado de los conductos de evacuación de los gases desacoplados, deteriorados o mal instalados; quemador de gas con la entrada de aire primario reducida y acumulación de hollín u otro material en el quemador.

Ante la sospecha de intoxicación con monóxido de carbono, llamar al 911 y concurrir al centro asistencial más cercano.

Fuente: Prensa Gobierno Mendoza

Comentarios