Esta mañana se llevaron a cabo cuatro audiencias de juicios abreviados en Malargüe los cuáles arrojaron los siguientes resultados.

En primer lugar quedó condenado Roberto Ramos Medina a la pena de un año en suspenso por el delito de cohecho ocurrido el 7 de julio a las 15:20 horas, cuando Ramos ingresó por calle Illescas en contramano.

Al ser detenido, por personal policial, ofreció dádivas (“Coimas”), por lo tanto, resultó condenado a la pena de un año en suspenso, por no tener condenas previas.

En segundo lugar quedó condenado Carlos David Lezcano García a la pena de 3 meses en efectivo, ya que el mismo tenía una condena previa, por el delito de daño agravado. El hecho ocurrió el 23 de junio de este año, cuando el señor Lezcano García rompió un vidrio de una puerta de comisaría 24, tratando de impedir que el personal policial lo aprehendiera.

Seguidamente quedó condenado a la pena de seis meses de prisión, con trabajo comunitario, el señor Luis Ricardo Barroso Castro, por haber comprado elementos que fueron robados el 22 de junio del 2019, en un domicilio de calle Tragedia de El Chacay.  La mayoría de los elementos sustraídos en aquel momento, fueron recuperados en un allanamiento realizado el día después del hecho.

La fiscal Andrea Lorente, aprovechó para recordar que comprar cosas robadas constituye un delito de encubrimiento y por esto fue condenado a la pena de seis meses Luis Ricardo Barroso Castro.

Finalmente se realizó un juicio abreviado a Daniel Ramón Farías Erige, en el cual resultó condenado a la pena de cuatro años de prisión en efectivo por el delito de tenencia y distribución de pornografía infantil.

 

El hecho ocurrió a finales de mayo de este año, cuándo Farías fue detenido en su oficina de la municipalidad de Malargüe, ya que en su computadora hallaron pornografía infantil, después de que un miembro del área de Asesoría Letrada del municipio lo denunciara a la Policía, perturbado por las imágenes y un chat.

Comentarios