Nunca difundir claves personales ni transacciones y no aceptar ayuda de personas desconocidas son algunos de los cuidados a tener.

Para evitar que las personas sufran estafas o robos utilizando tarjetas y en los cajeros automáticos, el Ministerio de Seguridad previene a la población con una serie de recomendaciones para tener en cuenta.

Entre los cuidados a la hora de operar con tarjetas –débito o crédito–, nunca se debe aceptar ayuda de personas desconocidas y siempre evitar dar a conocer claves personales o contraseñas.

Otras de las medidas es que, en caso de extravío o robo de alguna tarjeta, nunca hacerla desde el teléfono de una persona desconocida, y realizar la denuncia inmediatamente ante las autoridades competentes.

Por otro lado, al usar cajeros automáticos, se aconseja utilizar entidades bancarias donde concurran mayor cantidad de personas y evitar operaciones en horarios nocturnos.

Es importante observar si hay algún dispositivo u objeto extraño colocado en el aparato electrónico y si la boquilla donde se coloca la tarjeta no está floja o tiene movimiento.

Si la puerta del lobby del cajero está cerrada, evitar abrirla con la misma tarjeta de débito. Se recomienda usar otro plástico con bandas magnéticas.

Además, nunca realizar operaciones si observa que hay folletería pegada en el interior de los cajeros, ya que podría contener algún elemento electrónico, como una cámara.

Hay que evitar colocar el código de seguridad ante personas desconocidas y evitar dejar el ticket del movimiento de cuenta en el interior del cajero.

Por último, si tiene que extraer grandes sumas de dinero de un cajero, no difundir con nadie la transacción a realizar, para así evitar robos.

Fuente: Prensa Mendoza

Comentarios