Las edificaciones en regiones como la nuestra, se rigen bajo ciertos condicionamientos que, no son iguales a la de otros sitios a la hora de la construcción.

 

Desde FM Eólica, dialogamos con el Ingeniero, Facundo Martínez, Director de Obra Privada y Catastro de la Municipalidad de Malargüe, para consultar acerca de las especificaciones del Código de edificación, vigente en nuestro departamento: “Está en vigencia desde el año 1981, y hace algunos años, por el trabajo iniciado por algunos profesionales, se ha buscado actualizar ese código; el mismo consta de 2 capítulos, el primero bastante moderno y el segundo, con vigencia desde el año 1981, mas algunas regulaciones nacionales o provinciales, a las que la municipalidad, puede adherirse o no”.

 

Respecto de las viviendas llamadas “ecológicas”, y/o pre fabricadas y su aptitud para habilitación, el Ingeniero Martínez, explicó que, existen 2 divisiones, construcción tradicional y NO tradicional, estas estructuras, de la categoría No tradicional, están permitidas, bajo algunos condicionamientos; además las empresas constructoras de este tipo de viviendas, deben presentar primero en el municipio, todos los planos con las características del producto que venden y luego de una aprobación, recién pueden ofrecerlo al público. En caso de que una persona, haya ya adquirido una casa, de una empresa que no cuenta con la aprobación del municipio, se debe hacer una verificación técnica a cargo de un profesional idóneo, para corregir o modificar la estructura para que se adapte a la regulación actual.

 

Los valores por m2 para la revisión estructural, son de $17 para la construcción tradicional y $35 la NO tradicional, pero en caso de no presentar en tiempo y forma, se cobra una multa de $65 por metro cuadrado, además de lo que se debe abonar normalmente; la falta de cumplimiento de estos requerimientos, sale a la luz a la hora del requerimiento obligatorio a la hora de solicitar servicios (Luz, agua, gas), por lo que se recomienda cumplir a tiempo con las especificaciones indicadas.

 

Precisamente, también en diálogo con nuestro medio, un vecino de Malargüe, relató un hecho de estafa, en el que se vio envuelto y que según contó el mismo vecino, le ha ocurrido a otras personas, a través de la compra de viviendas pre fabricadas, por parte de supuestas empresas que, no cumplen con los requerimientos, ni la seriedad para construir casas en nuestro departamento, con lo cual, se refuerza el hecho de que, cada ciudadano que busque contratar este tipo de servicios de construcciones, debe investigar por todos sus medios, la procedencia, credenciales y avales de la empresa y especialmente, si están registradas como aptas, en la Municipalidad.

 

 

Siguiendo con la construcción, también consultamos al Ingeniero Martínez sobre el uso de “adobes” de barro, esencialmente, si pueden utilizarse; a lo que el Director respondió que no, aunque si se puede realizar un trabajo en conjunto, con un “esqueleto” armado con las especificaciones que rige la ley de construcción y en ese caso, si podría utilizarse el material de barro, para el cerramiento.

 

Por último, Facundo Martínez, hizo referencia al envío al Concejo Deliberante, de un Proyecto de Ordenanza, que solicita al poder legislativo, adhiera a una resolución de la Nación, donde se reconoce al “Steel framing” y la construcción en madera, como construcciones tradicionales; lo que facilitaría bastante, las habilitaciones para este tipo de edificación, finalizo el Director.

Comentarios