Con el pedido de incluir un nuevo testigo, por parte de la defensa de uno de los imputados, se cerró este miércoles una nueva jornada de debate en el marco del juicio con el que se busca determinar las responsabilidades penales por la muerte de Nélida Villar.

En concreto, los defensores de Lucía Carrasco, que enfrenta este juicio imputada por homicidio simple u homicidio por emoción violenta – y que se presume que podría haber participado del ataque a Villar, tras haberla encontrado manteniendo relaciones sexuales con su esposo también imputado-, solicitaron que se incorpore en la etapa de pruebas testimoniales, la palabra de un testigo que dice saber quién mató a Nélida Villar.

Este pedido fue atendido por el tribunal que conforman los jueces Néstor Ariel Murcia, Jorge Yapur Meca y Sergio González y el testigo podría comparecer en la tarde de este jueves.

La aparición de un nuevo testigo

En medio de una nueva rueda de declaraciones testimoniales, se produjo una situación novedosa planteada por la defensa de Abel Vázquez. Los abogados que lo representan introdujeron y ofrecieron un nuevo testigo.

Se trata de un hombre que se encuentra detenido en el complejo penitenciario de Almafuerte y que será trasladado a San Rafael este mismo jueves, para que preste declaración en sede judicial, ante el tribunal penal colegiado que lleva adelante el juicio.

Tras volver a insistir sobre la inocencia de Carrasco (y también la de Vázquez), los defensores de la mujer explicaron que una persona contactó a su defendida vía redes sociales, el 14 de octubre pasado. Según relataron ante el tribunal el mensaje decía: “hola doña, dígale a Abel que se comunique conmigo. Él me conoce y yo puedo ayudarlo a que no se coma banda de años. Yo estoy detenido y estoy perdido, pero no le puedo decir nada. Si le molesto, mil disculpas”.

Tras este mensaje, la imputada presentó una denuncia posterior, días antes del inicio de este juicio, por recomendación de sus letrados, “porque se temía que podía recibir amenazas en adelante”, señalaron.

“Hemos estado con esta persona, dice encontrarse amenazada, pide que se garantice su seguridad y quiere prestar declaración testimonial. Dice saber quién asesinó a Nélida. Es un testimonio decisivo”, justificaron ante el tribunal.

Fuente: Prensa Poder Judicial

Comentarios