Luego de la culminación del segundo juicio por la muerte de Nélida Villar, donde el tribunal condenó a Abel Vázquez a la pena de prisión perpetua por homicidio agravado por el vinculo, el fiscal querellante Dr. Javier Giarolli, comentó a Fm eólica, sobre la sospecha de una persona que aparentemente podría haber participado en el hecho, por ello ha solicitado a la fiscalía que ordene la investigación de esta ciudadana.

“En primera medida, efectivamente en el transcurso del debate y de las declaraciones que se recibieron, no sé si recordaran, declaró en el juicio una mujer familiar del acusado, familiar política, donde su declaración fue muy sospechosa, que evidentemente mintió” indicó el querellante.

Y prosiguió “en su declaración mintió con respecto a cuánto calzaba, y a la posible posesión para la fecha del hecho de un vehículo muy particular, qué es una camioneta de color gris, qué más o menos a la hora aproximadamente que fue asesinada Nélida Villar un testigo nuevo declaró que la había visto junto a Lucía Carrasco deambular por la calle Maza, viniendo con dirección del dique ingresando a la barraca, ese es motivo de sospecha. Esa persona calza 38 exactamente igual qué la medida que se encontró en el lugar de zapatillas Olympikus, entiendo que existen motivo de sospecha suficiente cómo para iniciar una investigación”.

Asimismo, aclaró que como es abogado querellante, no tiene la facultad de pedir investigación, por ello se lo solicito al Fiscal Jefe Dr. Pablo Peñasco, qué ordene a la fiscal de Malargüe iniciar una investigación al respecto, donde se realizaría el cotejo de su perfil genético de los cabellos femeninos no identificados que fueron encontrados en las prendas de vestir de Nélida Villar.

Con respecto a la inquietud de la perdida de pruebas, Giarolli explicó “en el transcurso de la investigación no se ha perdido ninguna prueba, ni tampoco que no se respetaron los protocolos de la investigación. Sí existe una actitud muy muy sospechosa qué puse en conocimiento en los alegatos con respecto a la actuación del médico forense el cual no es que perdió una prueba, sino que directamente no envío una muestra (orina) del cadáver a laboratorio de bioquímica del cuerpo forense de San Rafael para que se hiciera la determinación de embarazo”.

Y agregó “el medico qué es un amigo íntimo de la familia de Abel Vázquez e incluso Abel lo tiene agendado en su teléfono, eso es una de las situaciones que fueron muy sospechosas, pero no fue una pérdida de material probatorio”.

“Todas las muestras que fueron rescatadas fueron analizadas. En el transcurso de estos años la tecnología sobre todo en lo que es ha referencia de genética, la provincia de Mendoza está a la vanguardia. Hoy permiten obtener perfil genético con una muestra mucho menor de la que era necesario en el 2013. Es por eso que se pudo obtener ahora en un segundo análisis el material genético de los cabellos que corresponden a dos mujeres no identificadas” concluyó el Dr. Giarolli.

Comentarios