Este jueves se dieron a conocer los resultados de las pericias realizadas por el laboratorio de Huellas Genéticas que analizó y cotejó muestras extraídas del cuerpo y las prendas de Nélida Villar, encontrada muerta el 7 de mayo de 2013, en el cerro San Ceferino, de Malargüe.

Los resultados confirman la presencia del perfil genético de Abel Vázquez, imputado por homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género. Además, se analizó otra muestra de un perfil femenino que no se corresponden ni con la víctima, ni con Lucía Carrasco, esposa de Vázquez e imputada en la causa por homicidio simple u homicidio por emoción violenta.

Los resultados genéticos

Néstor Ariel Murcia, Jorge Yapur Meca y Sergio González, los jueces que conforman el tribunal penal colegiado que lleva adelante el juicio, asistieron al resultado de los análisis genéticos que había solicitado el fiscal Pablo Peñasco la semana pasada y que fueron encomendados al responsable del Registro Provincial de Huellas Genéticas.

Así, se confirmó la presencia de material genético de Abel Vázquez en la vagina de la víctima, lo que reafirma los resultados obtenidos en 2013.

El otro dato saliente de esta pericia es la presencia de dos pelos cuya extracción genética arrojó como resultado que se trata de ADN femenino, que no coincide ni con el de la víctima, ni con el de Lucía Carrasco. “Se trata de perfil genético femenino no identificado y estaríamos ante dos perfiles genéticos femeninos diferentes”, indicó el Dr. Miguel Marino, a cargo del laboratorio.

Con este escenario, la parte querellante solicitó que se cotejen esos perfiles con los de las hermanas de Nélida Villar, tarea que realizará el mismo laboratorio y que no encontró objeciones por partes de las defensas de ambos acusados.

Con respecto, a los guantes y el hisopo de la camioneta no se pudo rescatar material genético analizable. “Esto puede deberse a una incorrecta toma de muestras, debido al incumplimiento de los protocolos recomendados a tal fin, problemas en la manipulación y/o conservación de las mismas, falta de células nucleadas, degradación del material genético o a la presencia de sustancias inhibidoras en las muestras” expresa el informe pericial.

El celular de la víctima

El estado en el que fue encontrado el teléfono celular de Nélida Villar ha impedido lograr un análisis pormenorizado del aparato y su contenido. Hasta el momento, las pericias tecnológicas se han visto obstaculizadas dado que los golpes o incluso la sangre de la propia víctima, pudo haber dañado la batería. Por eso, la unidad de Apoyo para la Investigación Fiscal (UDAPIF) realizará un nuevo intento por analizar el aparato para la obtención de nuevas pruebas. Esta medida se realizaría este mismo jueves por la tarde.

Comentarios