Con la llegada de los primeros resultados de pericias específicas solicitadas la semana pasada por el fiscal Pablo Peñasco, comenzó la tercera semana de debate en el juicio que busca determinar las responsabilidades penales de una pareja acusada por la muerte de Nélida Villar, ocurrida el 7 de mayo de 2013.

A inicios de la jornada de ayer, desde Fm Eólica informábamos, con datos aportados de una fuente de las partes involucradas, que los resultados del calzado de la imputada, Lucía Carrasco da una talla de 37/38 y que coincidiría con la huella parcial del Cerro San Ceferino.

Desde el Poder Judicial, Nicolas Galuya  explicó a la prensa que esa información era incompleta, no así incierta. De acuerdo a lo informado por Policía Científica, Lucía Carrasco podría calzar 37 para un calzado marca Olimpikus de producción nacional, ya que su pie mide 24cm. Sin embargo, si se tratara de la misma marca producida en Brasil podría ser talla 36.

Cabe aclarar que las medidas de talle de calzados según el lugar de fabricación, genera variación por longitud y ancho del pie. Además, de que cada marca diseña tallas un poco diferentes unas de otras.

En ese sentido vale recordar que una de las huellas peritadas en el cerro San Ceferino (escena del crimen) se correspondía a una zapatilla marca Olimpikus modelo de mujer, número 38.

Asimismo, Galuya recordó que el tribunal a la hora de dictar sentencia no se basa en una sola prueba, sino en todas las pericias y testimonios recolectados durante las jornadas de este nuevo juicio.

“Y si aun así Lucia Carrasco hubiese tenido un pie que correspondiese a un calzado 38 olimpikus, estamos hablando que es una huella. Una prueba que por si solo no habla, ni pone ni saca a Lucia en el lugar de los hechos” indicó el responsable del área de prensa del Poder Judicial.

Comentarios