El Juez Jorge Yapur determinó una pena de 4 años de prisión de cumplimiento efectivo al empresario de medios de comunicación Gustavo Matar, donde se lo responsabiliza de los delitos de chantaje y tentativa de chantaje para dos de los seis hechos con los que llegó al debate. En cuanto al hijo, Brahim Matar fue absuelto de todos los cargos.

Gustavo y Brahim Matar llegaron a esta instancia judicial tras una investigación que se extendió por casi tres años. En la misma fueron acusados de extorsionar a empresarios de la noche, una funcionaria municipal, el dueño de una playa de estacionamiento y una ex concejal, todos del departamento de San Rafael. El modus operandi de Matar era a través de su grupo de medios de comunicación para extorsionar, solicitando dinero a cambio de no realizar publicaciones negativas en ellos.

Tras analizar las pruebas ofrecidas por el fiscal Javier Giaroli, el querellante José Durán y los defensores Javier Pérez y Juan Day, el juez determinó que Gustavo Matar fue autor material del delito de chantaje y tentativa de chantaje, contra el dueño del boliche PlanB, Oscar Viscio (quien lo denunció y se constituyó como querellante) y Héctor Pascacho (quien alquilaba el predio del boliche) y –en un hecho diferente- contra Alejandro Roco, quien tenía a cargo la playa de estacionamiento del mismo local bailable.

 

Comentarios