Fue en una conferencia de prensa convocada por los senadores para reclamar por el femicidio de Florencia Romano. El oficialismo contestó que están haciendo un “uso político” del caso.

Una sesión caliente e “inédita” -en términos de la pandemia- se dio esta mañana en la Cámara de Senadores, en la que el foco ha estado puesto en el femicidio de Florencia Romano (14). En primer lugar, por una conferencia de prensa, convocada por todo la oposición en medio de la sesión, en la que insistieron en pedir explicaciones al ministro de Seguridad, Raúl Levrino; y al jefe de la Policía, Roberto Munives.

Verónica Valverde, diputada del Frente de Todos, fue quien tomó la palabra y reiteró el pedido de interpelación de los funcionarios del radicalismo. “Estamos movilizados y consternados por lo que ocurrió en el caso y queremos una respuesta por parte del Poder Ejecutivo, encarnados en sus responsables. Queremos saber en relación al llamado al 911 que no fue contestado, por qué no se salvaguardan los bienes del estado y la vida de las personas, entre otros”.

También habló la senadora peronista Cecilia Juri, quien sostuvo que el femicidio de Florencia “tiene que ser un punto de inflexión en la provincia”, y adelantó que si no se acepta la visita de Munives Levrino “vamos a hacer que sea a través del uso de la fuerza pública”.

Sesión caliente

Pero en segundo lugar, la sesión cobró más protagonismo cuando todo el arco opositor decidió ingresar al recinto en medio del tratamiento que estaba desarrollando el oficialismo (con quórum propio), lo que encendió el enojo de los legisladores del radicalismo, y más del senador Alejandro Diumenjo, quien acusó a los senadores opositores de “entrar de prepo” y tratar de alterar el orden del día de la sesión.

Además, Pablo Priore (Pro) también tomó la palabra e hizo alusión a la pandemia del coronavirus. Para el senador macrista no hubo un “respeto” por las normas que se votaron para realizar las sesiones de manera semipresencial, teniendo solamente al jefe de bloque dentro del recinto. También los acusó de “hacer una utilización política” del femicidio de Florencia.

Fuente: Los Andes

Comentarios